Flautas Irlandesas construidas con tubo de PVC

 ¿Por que una flauta de pvc? El material es ideal para el propósito. Es económico, durable, ampliamente disponible, fácil de trabajar, sus propiedades son similares a las de las maderas duras usadas tradicionalmente en la construcción de flautas (el pvc es un 10% mas denso que el ébano) y hay una gran cantidad de información en la red para construirlas de manera doméstica.

Desafortunadamente, la mayoría de flautas de este material, y de tutoriales disponibles en la red presentan diversos inconvenientes, relacionados con el hecho que el interior del instrumento presenta una sección cónica. El primero es que el agujero correspondiente al dedo anular de la mano derecha queda muy alejado del resto, provocando una posición forzada, además de hacerla impracticable para personas con manos pequeñas. En Flautas Vallina, hemos adoptado una solución encontrada en las flautas de pico de transición del renacimiento al barroco: reducir el diámetro interno a la altura del último agujero para alargar la pared del mismo, haciendo posible de esta manera una distancia de solo 33mm (de centro a centro) entre los dedos índice y anular de la mano derecha.

  Otro problema es el relativamente bajo espesor de la pared del tubo a la hora de diseñar la embocadura. La flauta irlandesa se caracteriza entre otras cosas, por su potencia y plenitud sonora en el registro grave, imposible de conseguir con una pared de solo 2mm. La solución mas comúnmente adoptada consiste en añadir un labio externo, a la manera de las flautas Boehm. El resultado acústico es satisfactorio, pero rompe la estética tradicional (si, es una pijada, pero las formas ayudan cuando se trata con la tradición). Aquí también se ha resuelto el problema añadiendo material en la parte interna del tubo, llegando a una pared de bisel en el agujero de la embocadura de 4,5mm.

  Otras características destacables: Es una flauta divisible en tres partes, para comodidad en el transporte. Los anillos decorativos son de plata de ley. La embocadura y los cuerpos se unen con espigas de acero inoxidable, sin variación en el diámetro interno. Esta construida con una cuña en la embocadura patentada por Raoul Fajardo, que le da amplitud al registro grave, soluciona los problemas de afinación del registro agudo y le proporciona la característica sonoridad de las flautas de sistema simple del s. XIX, tan apreciadas por los músicos tradicionales irlandeses. Está afinada en Re, con un temperamento próximo a la afinación justa. Algunas notas cromáticas son posibles, pero el instrumento esta pensado para sonar en Re y Sol mayor y sus modos relativos.

  Flautas Vallina es un instrumento de calidad a precio asequible, ideal para quien quiera introducirse en el universo de la música irlandesa, así como para flautistas que quieran preservar las siempre frágiles (y caras!) flautas de madera.