Pau Puig, músico tradicional.

  Soy Pau Puig, intérprete de diversos instrumentos de viento, y amigo y compañero musical de Ricard en algunas aventuras. He vivido sus momentos de inquietud creativoconstructiva en relación sus flautas, y os puedo garantizar que son el resultado de un trabajo apasionante y riguroso. he tenido la suerte de ir probando diferentes momentos del proceso, hasta que Ricard llegó a un resultado satisfactorio, y, como no, me enamoré de uno de sus primeros modelos definitivos, y lo adquirí.
  Realmente son unos instrumentos muy asequibles económicamente y con unas prestaciones mas que satisfactorias, un sonido muy bello y potente, que te hacen olvidar que estas tocando un instrumento de plástico, y con muy buena afinación. No soy intérprete de música tradicional irlandesa, pero utilizo las flautas para tocar músicas tradicionales de aquí y de otros lugares, y estoy muy contento de la de Ricard.
  Os animo a probarlas.
  Ahora espero con paciencia que explore otras tonalidades para ampliar la familia.    

                                                                                         Victor Bauzá. Músico, arreglista y productor.

 

  La Flauta Vallina es una magnífica opción para poder completar el rango tímbrico de mi colección personal de flautas. De fácil emisión i extraordinaria versatilidad me permite conseguir colores que no puedo lograr con otras flautas.

Guillermo del Val. Músico clásico y folk

Profesor de conservatorio en Flauta Travesera (Sist. Böhm)

Artesano de DVG Whistles

 

     Construcción: Acabado muy fino, agujeros perfectamente tapables por manos pequeñas y con un remate que les da un tacto similar al de muchas flautas de madera de alta gama. De aspecto sobrio, limpio y con todos los detalles muy cuidados. Es cierto que la junta entre las dos partes con agujeros va algo dura pero con cuidado se monta perfectamente.

 

     Comportamiento: Es una flauta en principio fácil de hacer sonar, el remate del bisel es perfecto y la altura del riser amplia, al igual que en una flauta Böhm, lo que le permite obtener buen volumen en las notas graves. Tapando bien los agujeros se logra el Re grave sin dificultad y con mucha potencia (Probada con alumnos míos de elemental del conservatorio).

Tiene algunas notas que pueden resultar algo “falsas” para oídos hechos a la afinación de la flauta Böhm, como el Mi y el Si, pero nada diferente de otras flautas irlandesas.

Al usar un diámetro muy grande, las posibilidades tímbricas son mayores, pero también es mayor el gasto de aire y la afinación se resiente ligeramente.

 

     Afinación: En comparación con otras flautas irlandesas, la afinación es buena. Además con la cuña de Fajardo consigue corregir la desafinación entre octavas, pero aun así la octava aguda se queda un poco baja, lo que requiere más trabajo técnico con la embocadura del flautista.

 

    Puntos débiles: Solo dos en mi opinión, y de importancia relativa; el Do natural agudo se queda bastante bajo con la posición 0xxxx0 y su “color” no es muy fino, y el Sol# grave se queda altísimo, lo que lo hace casi impracticable. Su importancia es relativa ya que son notas que aparecen muy rara vez en música irlandesa, y casi nunca en música escocesa, que son los estilos para los que está pensada esta flauta.